Navegación
Archivo de etiquetas:

Niños

Los niños en las ceremonias

Los niños son sinónimo de alegría. Su inocencia, frescura y buen humor aportan un toque único a cualquier evento. Pero también hay que tener en cuenta que los niños y niñas pueden ser imprevisibles. Y claro… en las bodas como en distintos eventos de celebración eso de la improvisación como que no se puede permitir. Leer más

Consejos para la vuelta al cole de tus hijos

Es poner un pie en el mes de septiembre y la sombra de la vuelta al cole sobrevuela  nuestras cabezas. Nosotros volvemos a la rutina, pero los más pequeños también vuelven a sus particulares “oficinas”. Estos días pueden ser complicados si no se planifica, por eso os contamos algunos consejos para conseguir una fantástica vuelta al cole.

Uno de los puntos más importantes es la vuelta al horario. Durante dos meses los pequeños han tenido más libertad horaria, sobre todo para levantarse e irse a la cama. La falta de sueño puede ser un problema los primeros días al tener que madrugar. Para combatirlo, nada como intentar adelantar el horario con unos días. Eso nos ayudará a ir cambiando poco a poco la rutina del sueño.

Tras la vuelta de las vacaciones conviene ir mentalizando la llegada del colegio. Poco a poco, recordar las actividades que se hacían, repasar cómo es el día a día en el colegio, y que así se vaya acostumbrado, aunque sea mentalmente, a lo que ocurre en la escuela. Es una manera de pensar en los momentos divertidos del colegio.

En relación con esto, y siempre que sea posible, se puede preparar una quedada para jugar con algún amigo. Durante el verano, normalmente se pierde el contacto con algunos amigos. A los más pequeños les viene muy bien retomar esa amistad unos días antes de la vuelta al cole. Esta relación hará que nuestros hijos tengan un motivo más que importante para volver al colegio.

La organización es algo que tenemos que inculcar a nuestros hijos. Nos sirve a la hora de adquirir ropa para el nuevo curso, los uniformes o los libros del colegio. Si nuestro hijo ve que lo dejamos todo para el último día y que nos agobiamos, esta sensación se la podemos trasmitir. Si nosotras nos organizamos, ellos también se pueden organizar. Por ejemplo, repasar un rato al día lo que se ha visto durante el curso pasado, y así que no sea todo de repente.

Otro punto importante en la vida de nuestros hijos y también en la vuelta al cole es el referente a la alimentación.  Los primeros días de colegios son unas fechas un poco complicadas, que llevan un desgaste adicional por la vuelta a la rutina. Por eso hay que vigilar la alimentación de nuestros hijos, que coman bien (tanto en cantidad como en calidad) y que no se olviden de llevarse tentempiés para comer en los recreos, por ejemplo.

El último punto es quizá uno de los más importantes, y es que es hacer sentir a nuestros hijos que nos están solos en esto. Si podemos acompañarles al colegio durante la primera semana se sentirán arropados, tranquilizados, y es una manera de seguir creando vínculos. De la misma manera, es importante estar allí cuando acabe su jornada.

Estos son sólo algunos consejos para hacer más llevadera la vuelta al cole, ¿cuáles son los tuyos? Queremos leeros.

Nos vamos de vacaciones

 

Como los más pequeños hacen con el colegio, nosotras también nos vamos de vacaciones. A nuestra vuelta en septiembre, prometemos volver a tope, habiendo descansado y disfrutado al máximo.

Porque aunque nos apasione nuestro trabajo, estos días de descanso suponen volver con ganas para ofrecer lo mejor. Cerramos nuestro blog, pero seguimos informando en nuestro Twitter y en la página de Facebook.

Y es que cuando volvamos lo hacemos con toda la fuerza del mundo con nuestra Venta Especial Off Season de Vestidos de Primera Comunión, además con nuevas ideas para las próximas fechas.

Por ahora nos queda divertirnos y disfrutar de estos días, y queremos que vosotras también hagáis lo mismo.

Nos vemos a la vuelta

Consejos para ir a la playa con niños

Que levanten la mano aquellas que estén contando los días para ir a la playa… Y es que en esta época del año, las ganas de disfrutar del mar y del buen tiempo están a la orden del día. Tumbarse en la hamaca, leer, pasear por la orilla, refrescarse, tomarse un aperitivo… Ah, no… espera, que viajamos con niños. Entonces la cosa cambia.

Viajar con niños, y sobre todo ir a la playa, es toda una aventura que se repite cada verano. Para que estos momentos de confusión no te pillen de imprevisto, te dejamos una serie de consejos para ir a la playa con niños.

– La elección de la playa. Cuando preparamos las vacaciones es importante darse cuenta que tenemos que elegir una playa accesible, con sitio para asentarnos, en la que las mareas no sean peligrosas y donde haya seguridad. Todo ello hará que estemos más tranquilas porque nuestros hijos estarán más seguros.

– El calor. No hay que olvidarnos que en estos meses de verano la temperatura es elevada. Tenemos que evitar acudir a las playas en las horas de mayor calor, como lo son de 12h hasta las 16h. Mucho mejor ir a la costa en momentos donde el calor haya disminuido. Pese a todo, se recomienda la hidratación en todo momento. El agua será tu mejor aliada.

– La protección solar. La piel de los niños es más suave y vulnerable que la de los adultos, por lo que hay que tener un especial cuidado. Los niños deben protegerse con cremas solares especiales para su tipo de piel. Pantalla total, protección 50 o como lo quieras llamar. Aun con todo, los niños deben estar a la sombra y protegidos.

– La ropa que deben llevar. En relación con la protección solar, está la elección las prendas de ropa. Por supuesto, y es una parte importantísima, los niños siempre tienen que llevar la cabeza tapada, por lo que los sombreros o gorras son unos elementos necesarios. Los bañadores tienen que ser cómodos, de fácil secado y que no hagan daño en las costuras. Se recomienda llevar dos o tres bañadores para cambiarlos tras el baño. Dependiendo del niño se puede optar por llevar camisetas o neopreno si fuera necesario.

 

– Los juguetes. Los niños van a la playa a disfrutar, a jugar con la arena, con el agua, reír y divertirse. Por eso es importante que los juguetes que vayan a utilizar estén adaptados a su edad y a la playa. Los cubos y palas para construir castillos en la arena son los protagonistas de la orilla, como también las pelotas y colchonetas. En el caso de las pistolas de agua, hay que tener cuidado con los demás bañistas. Así será una jornada perfecta.

– El súper bolso. Este último consejo es para ti. Busca un bolso que sea grande y cómodo, en el que entre la crema, las toallas, el pareo, la revista y todas esas cosas que nos llevamos a la playa. Además tiene que resultarte cómo para que puedas llevarlo al mismo tiempo que, por ejemplo, le das la mano a tu hijo.  Otro súper-poder de las madres.

Estos sólo son 6 consejos que hay que tener en cuenta a la hora de ir a la playa con niños. ¿Cuál es el tuyo?

Qué hacer en la ciudad con los niños en verano

Ya estamos en verano. Lo sabemos por el termómetro, lo sabemos por las horas de luz, y sobre todo porque los niños no tienen cole. En esta época surge la duda de qué hacer con los niños durante el verano. Las vacaciones en familia en muchas ocasiones están localizadas en una o dos semanas en todo el verano, por lo que nos sobran casi 3 meses en los que pensar actividades.

Por eso, vamos a hacer una lista de actividades que hacer en verano para niños sin moverte de la ciudad.

– Aunque estemos en verano no hay que olvidarnos de los deberes o tareas del  colegio. Planificar las horas para hacerlas es importante para organizar el resto del tiempo.

– Podemos inculcar el hábito de la lectura, ya que es más fácil en verano, donde también los adultos tenemos más tiempo para leer. Además, hay bibliotecas en las que preparan actividades veraniegas para los niños.

– Los campus deportivos son la opción más deseada para aquellos niños que sienten pasión por un determinado deporte. De esta manera los chavales mejoran en su destreza deportiva, además de darles la oportunidad de poder crear una comunidad con otros niños.

– Los campamentos urbanos son una alternativa cuando los padres están muy ocupados. En estos centros realizan distintos tipos de actividades, talleres, incluso idiomas. Una buena manera de aprovechar el verano.

– No hay que olvidarse de la cultura. Son muchos los museos que preparan actividades para niños en los que les explican las diversas colecciones para que aprendan a disfrutar del arte. También existen conciertos especiales para niños, o incluso cine de verano. A través de la cultura nuestros hijos también aprenden.

– Las piscinas son uno de los lugares favoritos en verano. Una manera de relacionarse con otros niños y jóvenes de su edad, en donde poder practicar deportes y pasar tiempo de ocio.

– Muy relacionado con el anterior, están las piscinas naturales. Aquí mezclamos naturaleza y diversión. Podemos planificar una excursión familiar para conocer las piscinas naturales que tenemos alrededor de la ciudad. Así disfrutar de la familia y del medio ambiente.

– Al aire libre. En Madrid como en otras ciudades, hay diversos parques donde disfrutar de la naturaleza, poder jugar al aire libre, pasear o dar de comer a los patos. Una visita al Retiro o al Parque del Capricho son actividades que se pueden realizar en grupo.

– Hay determinadas horas del día que es mejor no salir de casa. Por ello, hay que pensar en manualidades o actividades para hacer en casa. Tener un listado de posibles tareas artesanas (como hacer peluches o pintar) es beneficioso para poder organizar el tiempo. Otra actividad es que nuestros hijos aprendan a cocinar, con recetas adaptadas a la edad.

Son muchos los planes para hacer que nuestros hijos disfruten del verano, además dependiendo la personalidad de cada uno de ellos podemos adaptar estas actividades. Lo que sí que es cierto, que los mejores planes son aquellos que podemos hacer en familia. ¡A disfrutar del verano!

BABIES: El documental

Queremos mostraros el tráiler de fascinante documental “Babies”: la historia de cuatro bebés que nacen en cuatro lugares distintos de la Tierra (Mongolia, Namibia, San Francisco y Tokio). Son imágenes sin apenas diálogo, que siguen los primeros días de vida de los bebés.

Se aprecia la clara diferencia entre el modo de vida de uno y otro, los cuidados, la relación con su entorno dependiendo la zona del planeta en la que haya nacido. Pero donde no hay diferencia es lo que esa nueva vida provoca en su alrededor. En uno u otro continente prevalece el amor y la ternura con que la madre recibe a su bebé. Es un documental más que recomendable. Entretenido y enternecedor.

Volver arriba